En esta sección encontrarás muchos tips e informacion sobre nuestro cuerpo..Es para que puedas consultarla con tus amigas y enriquecer cada día más lo que saben..Esperamos que esa seccion del blog te guste y te sea muy util todo el tiempo...

     
........MESTRUACIÓN.........
LA LLEGADA
A qué edad llega el período, qué síntomas lo acompañan y qué está cambiando en tu cuerpo, son algunas de tus dudas más frecuentes que aquí te ayudamos a resolver.
 
  • La aparición del primer período es sorpresiva y ocurre a edades diferentes en cada una de nosotras, pero es muy probable que llegue uno o dos años después de que se empiecen a desarrollar tus senos, o aproximadamente un año después de que te salga el vello púbico. Esto puede ocurrir entre los once y los 17 años.

     
  • Tu primer período podría presentarse con un flujo muy liviano de color café y no con un flujo fuerte de sangre como podrías esperar. Por eso, es muy posible que no lo reconozcas y pase desapercibido. Que llegue una vez y no aparezca por un tiempo, es más común de lo que crees y no tiene por qué preocuparte, pues tu organismo se irá acomodando a todos los cambios y establecerá su propio ciclo menstrual.
  • Los dolores que aparecen durante los períodos menstruales son contracciones que el útero realiza para expulsar el flujo menstrual, a lo que se llama cólico. Generalmente, puede aparecer en forma de calambres en la parte baja del abdomen o en las piernas.

     
  • Para disminuir la intensidad de las contracciones en el útero, te recomendamos ponerte pañitos de agua caliente en el abdomen y realizar ejercicios que relajen este músculo, disminuyendo así los dolores y los calambres.

     
  • Sentirte deprimida e irritable, tener los senos hinchados, dolor de cabeza, náuseas e inmensas ganas de llorar, son síntomas conocidos como Síndrome Premenstrual, generados por las variaciones hormonales en tu organismo, días antes de que te llegue la menstruación.




 









































ANTES Y DESPUES
El ciclo menstrual es el tiempo que ocurre antes, durante y después de la llegada de tu menstruación. Cada etapa tiene sus propias características y fácilmente podrás identificarlas.
 
 
  • El ciclo menstrual es el período comprendido entre el primer día de una menstruación y el primer día de la menstruación siguiente. Este varía de acuerdo con cada organismo, pero en general dura entre 21 y 35 días.

     
  • Marca en un calendario el primer día cuando comience tu periodo y luego marca los días que dure tu menstruación. Hazlo cada mes. Con el tiempo, podrás saber aproximadamente cuándo comenzará y terminará tu período, para que puedas estar más preparada. Además, observando tus ciclos, podrás determinar si son regulares o no.
  • Entre un período menstrual y otro es muy probable que notes en tu ropa interior secreciones provenientes de la vagina, esto se conoce como flujo vaginal, algo completamente normal en las mujeres, siempre y cuando no cause irritación en la piel y sea moderado.

     
  • Si a pesar de mantener una buena higiene notas algún cambio en el color de tu flujo y ves que se torna muy amarillento o verdoso, produciendo mal olor y a veces hasta picazón, es recomendable que visites a tu médico de confianza para descartar cualquier infección.


Flujo vaginal


 



































PARA SABER MÁS
 
Al elegir la protección femenina más adecuada para ti, debes analizar tu cantidad de flujo, el día de tu período, la forma de la toalla y su cubierta.
 
 
Cuando se llega el momento de decidir, son muchas los detalles que debes tener en cuenta para que te sientas segura, cómoda y bien protegida. Ten siempre presente:

La cantidad de flujo
Identifica si tu flujo es abundante, normal o liviano, y busca la toalla que se ajuste a esas necesidades. Por ejemplo: Durante los dos primeros días tu flujo es más abundante, por lo que necesitarás una toalla que te brinde mayor absorción. Los demás días puedes cambiarte a una toalla con protección diferente.


La forma de la toalla
Puedes escoger entre toallas sin alas, con alas, ultraplanas, extralargas, blancas o negras, normales o tipo tanga, entre otras, con cubiertas normales o perforadas con poros tridimensionales, que llevan rápidamente la humedad al interior de la toalla, impidiendo que regrese a la superficie manteniéndote más limpia y seca.


Higiene
  • Continúa con tus costumbres normales de higiene y protección, realizando un aseo diario en tus genitales con agua y jabón para evitar posibles infecciones.

     
  • Las glándulas sebáceas y sudoríparas se vuelven más activas durante la pubertad y el olor de tu cuerpo cambia, por esta razón, te recomendamos incluir en tu rutina de aseo diario, talcos y desodorantes para evitar malos olores.
  • De igual manera, procura lavar tu cara dos veces al día con un jabón suave y delicado. Así evitarás que te salgan barros y espinillas en la cara, la espalda y el pecho. Cambia tu ropa interior diariamente y lava tu cabello con mayor frecuencia.

     
  • Durante los primeros días de tu período tu flujo es mayor y debes cambiar de toalla cada dos o tres horas, previniendo malos olores, filtraciones laterales o deformaciones de la toalla. Durante los demás días del período tu flujo disminuye gradualmente y es recomendable hacer el cambio de toalla cuatro o cinco veces al día para una mayor higiene.
  • De igual manera que se hace inevitable la llegada del primer período, también es segura su terminación. Este tiempo en nuestras vidas usualmente sucede entre los 45 y los 55 años de edad y es llamado menopausia, con ella no vuelve a presentarse el período y termina el ciclo de fertilidad.
     




Menopausia

 





























........SEXO Y PLANIFICACIÓN.........
LOS ANTI-TODO
 
Si vas a iniciar tu vida sexual, hazlo responsablemente. Eres una chica moderna y por eso debes tenerlo todo bajo control.
 
Iniciar la vida sexual tiene riesgos y consecuencias irreversibles, si no tienes los cuidados adecuados. Algunos de los eventos que pueden presentarse son: Embarazos no deseados, contagio de enfermedades de transmisión sexual como el SIDA, frustraciones por falta de conocimiento y madurez sexual, entre otros.

  • Los métodos anticonceptivos pueden ayudarte a evitar algunos de esos riesgos, pero otros requieren de tu madurez y esa sólo la adquieres con el tiempo.

     
  • El mejor método anticonceptivo y de prevención contra enfermedades, frustraciones y relaciones prematuras, es la abstinencia, es decir, no tener relaciones sexuales.

     
  • Asumir una sexualidad responsable implica: Elegir un método anticonceptivo que se acomode a tus necesidades, la frecuencia de tus relaciones sexuales, la comodidad que te ofrece, tus convicciones morales y religiosas, tu estado de salud, tus preferencias y las de tu pareja, entre otros aspectos.

     
  • Es vital que cuentes con la orientación de un ginecólogo porque su experiencia y conocimiento te ayudarán a tener toda la información necesaria sobre la sexualidad y a elegir el método anticonceptivo ideal. ¿Quieres conocerlos? Existen métodos naturales, de barrera y hormonales.

 


















METODOS ANTICONCEPTIVOS: HORMONALES, DE BARRERA Y NATURALES...






S
Eres la única persona que tiene derecho a decidir cuándo y con quién iniciar la actividad sexual. Sé tú misma y no te dejes llevar por lo demás.
 
Tu sexualidad es una decisión muy personal. Aún así no falta quién se burle de ti por ser virgen y dicen que eres muy "boba" o de mala suerte porque todavía no has tenido sexo.

El ser virgen también es una muestra de firmeza, de mucha autoestima y de seguridad en ti misma. Esto no significa que vayas a quedarte así toda la vida, simplemente que quieres tener relaciones sexuales en el momento indicado y con la persona indicada.

Y si acaso una de tus amigas ya inició su vida sexual, o si por el contrario quiere permanecer virgen hasta el matrimonio, respétale su punto de vista. Tener o no relaciones sexuales es una decisión individual basada en el amor, el respeto y el autoconocimiento de nuestros sentimientos y nuestra pareja.


  • Ser virgen no te hace mejor persona, ni más pura que las demás. Del mismo modo, si ya iniciaste tu vida sexual no eres más o menos que nadie. La pureza no la pierdes al acostarte con un hombre, ni la ganas al decir que "no". La pureza es un estado del espíritu, no un asunto de sexo.

     
  • Si ya perdiste la virginidad, y eso te preocupa, debes tener en cuenta que no puedes regresar el tiempo. Simplemente, mantén tus relaciones con mucho amor, sin dejarte presionar por nada ni por nadie, usando siempre los cuidados respectivos.

     
  • Para evitar malos entendidos entre tu chico y tú, dialoguen y definan la conveniencia de tener o no relaciones sexuales.

     
  • Por salud, es conveniente que tu chico y tú se hagan la prueba del SIDA, a pesar del amor que se tengan y de cuánto confíen el uno en el otro.

     
  • Las chicas sobre todo, tal vez por la educación que recibimos, tenemos el concepto errado de que la masturbación es mala, en lugar de pensar que es un acto tan natural como reírse o llorar, sólo que no lo hacemos en público. Si tienes ganas de estimularte sexualmente, hazlo, nada malo te va a pasar.

     
  • Es normal que la masturbación comience a muy temprana edad, como parte del descubrimiento del cuerpo y la sexualidad.


Enfermedades de Transmisión Sexual
Debes informarte muy bien antes de tomar la decisión de tener relaciones sexuales ya que así evitarás, entre otras cosas, embarazos no deseados y el contagio de enfermedades de transmisión sexual o ETS, causadas por virus, bacterias y otros gérmenes, que se trasmiten durante las relaciones sexuales sin protección.

Las ETS representan un grave riesgo que puede traer serias complicaciones como esterilidad, tener hijos con deficiencias físicas o mentales, y hasta la muerte. Pueden ser en algunos casos perceptibles, o en otros ni se notan hasta después de mucho tiempo, cuando ya han causado un
EXO O SEXO





























TU CUERPO

TU CUERPO...SU CUERPO

 
Tu cuerpo no siempre es el mismo ni el de los chicos tampoco; él cambia para adaptarse a las diferentes situaciones, incluyendo la maternidad.
 
Tu cuerpo está diseñado para que puedas ser madre, y por eso cuenta con los órganos reproductores, ubicados en la parte del abdomen, y son protegidos por los huesos de la pelvis. Estos órganos se dividen en internos y externos:

Órganos internos
  • Los ovarios: Tienes dos, uno a cada lado, con forma y tamaño de nuez.

     
  • Los óvulos: Cerca de medio millón de óvulos viven dentro de los ovarios. Cada mes un óvulo abandona el ovario y viaja a través de las trompas de Falopio.

     
  • Las trompas de Falopio: Son dos conductos de diez centímetros aproximadamente, que se encargan de transportar el óvulo desde el ovario hasta el útero.

     
  • El útero: También se le llama matriz. Su forma es la de una pera al revés, tanto en su forma como en su tamaño. Allí es donde vive el bebé antes de nacer.

     
  • El cérvix: Está localizado en la parte inferior del útero. Es un pequeño orificio que conecta el útero con la vagina y se le conoce también como cuello del útero.

     
  • La vagina: Es un pequeño conducto que comunica el útero con el exterior: por allí salen los bebés, la menstruación y el flujo vaginal.

     
  • El himen: Es una membrana flexible, que cubre la entrada hacia la vagina.
  • El clítoris: Es como un botón de piel, exageradamente sensible durante la actividad sexual.

     
  • La uretra: Es un tubito por donde se transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior.

     
  • Los labios: Son dos pliegues de piel que están ubicados entre el vello púbico y las piernas. Dentro de ellos se encuentran pequeñas glándulas que producen fluidos.
     
  • El pene: Contiene un conducto que se denomina uretra y que cumple la función de permitir el paso de la orina y expulsar el esperma.

     
  • Los testículos: Tienen forma y tamaño similar al de una ciruela y están localizados en la base del pene. Son los responsables de producir espermatozoides que fertilizarán los óvulos.

     
  • El escroto: Es una piel externa que protege los testículos.

     
  • Las vesículas seminales: Producen un fluido llamado semen o esperma, el cual se mezcla con los espermatozoides para ayudarlos a desplazarse desde la uretra hasta el pene.


Órganos externos


El cuerpo de ellos
Aproximadamente a partir de los once años, y a lo largo de toda su pubertad, los hombres también sufren una serie de cambios en su cuerpo. La hormona llamada testosterona comienza a estimular el crecimiento físico y la aparición de vello en sus axilas y alrededor del pene. También en esta época comienzan a desarrollar su estatura, sus hombros se ensanchan, les crece el pene y los testículos, y su voz se va volviendo más grave.


Sus órganos reproductivos son:



 










































¿COMO CAMBIAMOS?
Cuando llega la adolescencia todo cambia... desde el cuerpo hasta los gustos y, por supuesto, los intereses.
 
  • Se nos considera adolescentes cuando se despierta nuestro interés por el sexo opuesto, por vivir otras experiencias fuera del círculo familiar y por buscar un estilo de vida diferente, que nos permita empezar a descubrir nuestra propia identidad.

     
  • Las hormonas son unas glándulas especiales que van por la sangre e intervienen en el desarrollo, haciendo que el cuerpo se vea diferente.

     
  • Tus piernas podrían crecer más rápido que tus brazos, tus caderas se ensancharán y tus senos empezarán a desarrollarse (y será muy normal que tengas uno más grande que el otro).

     
  • Tanto ellos como tú, tienen unas glándulas llamadas cebáceas, que son más activas durante este tiempo, por lo que la piel se volverá más grasosa, llegando a tener acné en cara, pecho y espalda.
  • Está comprobado que el acné NO se relaciona con los alimentos irritantes que ingieras, como el chocolate, las salsas, las grasas, etc. Tampoco con el estrés del día a día y mucho menos por la falta de higiene.

     
  • Para evitar la piel brillante o grasosa, límpiala dos veces al día con jabón medicinal, pues el uso de jabones abrasivos empeora el acné. Si haces deporte durante el día, entonces dale una lavada adicional.

     
  • Si tu cabello es grasoso, lávalo con frecuencia.

     
  • Los alimentos ricos en betacaroteno, como la zanahoria, te ayudarán a mantener la piel sana; la vitamina C, el limón y los cítricos, ayudan a eliminar las impurezas; otros alimentos que favorecen el tratamiento son las aves, los mariscos y las frutas.

     
  • No toques ni oprimas los barritos o espinillas pues seguro las empeorarás. Ellas mejoran solas.

     
  • Visita el dermatólogo. Él sabrá darte la solución específica para tu caso y recuerda que no eres ni la primera, ni la única que ha sufrido este problema... Es cuestión de la naturaleza.


El acné


 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su mensaje:

Hoy habia 1 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=